Columna de Opinión: Mujeres embarazadas privadas de libertad

Actualmente, más de 2 mil 600 mujeres se encuentran privadas de libertad a nivel nacional y 41 de ellas, están embarazadas. En la Región de Antofagasta, 5 se encuentran en el Centro Penitenciario Femenino (CPF) de Antofagasta y 2 en el Centro de Detención Preventiva (CDP) de Tocopilla.

Estas cifras reflejan una realidad, muchas veces invisible, en los recintos penitenciarios, pero que tenemos el deber de visibilizar y respetar para proteger, tanto a la madre, como al que está por nacer, en un contexto complejo como es la privación de libertad. En este marco, desde la Subsecretaría de Derechos Humanos, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y Gendarmería de Chile se lanzó la campaña “Conoce tus Derechos”, que tiene como objetivo de difundir los derechos de las mujeres embarazadas privadas de libertad y los conozcan expresamente, los cuales están establecidos por los tratados internacionales y el marco legal vigente en nuestro país. 

Dicha campaña es difundida en todas las regiones del país a través de afiches informativos que están visibles en las salas cuna, enfermerías, dormitorios y espacios comunes en los más de 30 establecimientos penitenciarios que cuentan con internas embarazadas en el país.

De esta iniciativa, y en el marco de la Agenda Mujer anunciada en 2018 por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, también se desprende el compromiso de las instituciones antes mencionadas a elaborar un protocolo en conjunto, que aborde el trato hacia las mujeres privadas de libertad como un eje principal de apoyo en la aplicación de políticas de género dentro del contexto carcelario, y que en primer lugar abordará el trato hacia las mujeres embarazadas.

Entre los derechos promovidos se considera: un trato humano, digno, con respeto y amabilidad en todo momento; que se vigile y cuide su integridad física y psíquica, como también del que está por nacer; que permanezca en un lugar adecuado para su embarazo, con características distintas y excepcionales al resto de las privadas de libertad en lo referido al régimen interno y acondicionamiento del lugar; ser trasladada en un vehículo distinto al utilizado en salidas cotidianas por el resto de las privadas de libertad, entre otros. 

En este contexto, y por la importancia que implica, es que se restableció en pandemia el proceso de las visitas de niños y niñas menores de 14 años que tengan familiares en establecimientos penitenciarios en Fase 2 o superior del Plan Paso a Paso. En este sentido, y de acuerdo con las nuevas medidas, los niños y niñas deberán estar enrolados y concurrir acompañados por un adulto a cargo de su cuidado personal, quienes deben

cumplir con las exigencias sanitarias para evitar la propagación del Covid 19, tales como el uso obligatorio de elementos de protección personal, e idealmente contar con programa de vacunación completo.

En la Región, tenemos diversos desafíos con nuestra población penal femenina de Antofagasta, Calama, Tocopilla y Taltal, que hemos abordado junto a Gendarmería de Chile en las Comisiones Regionales de Género del sector Justicia, y desde ahora apoyados por nuestro Delegado Presidencial Regional, Daniel Agusto, con acciones a través de un trabajo mancomunado, destinadas a la atención, desarrollo personal y apoyo para su reinserción social.

PAULA GARCÍA BARRÍA

                                    SEREMI JUSTICIA Y DERECHOS HUMANOS  

             REGIÓN DE ANTOFAGASTA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s