El Ascenso del Stand Up Paddle Board: Deporte al aire libre alcanzó peak post cuarentena en Antofagasta e Iquique

La pandemia sin duda, cambió el estilo de vida de todos a nivel mundial, y ahora que ya se está comenzando a tener mayores libertades en cuanto a la realización de actividades deportivas en todo horario al aire libre (excepto en toque de queda) y además grupales, es que el Stand Up Paddle (SUP) Board o más conocido como Paddle, ha surgido como una disciplina acuática elegida por grandes y chicos, en especial en las playas del norte grande, como es Antofagasta e Iquique.

Según Marianella Ávila instructora certificada en México de SUP que ejerce en Antofagasta, «esto se ha dado por querer una mayor conexión con la naturaleza, luego de todo este tiempo encerrados».

Qué es el Stand Up Paddle Board:

Marianella nos explica que el SUP, que en otras palabras es estar de pie en una tabla, tiene tres variantes, lo que en resumen significa:

SUP: Que es recorrer lo máximo en distancia remando de pie

SUP YOGA: Realizar yoga sobre la tabla de paddle.

SUP SURF: Tomar las olas con la tabla de paddle.

Marianella, nos comenta que «al estar certificada quise darle un enfoque más profesional a la entrega de este aprendizaje. Ya que si bien es cierto, hoy es muy accesible el poder comprar una tabla de SUP, no todos tienen los conocimientos para poder utilizarla y tampoco de comprar una acorde al peso y altura de cada uno. Por ello, es necesario que la gente empiece a entender que para poder tomar la tabla se necesita tener primero una instrucción, saber los riegos que se pueden tener dentro del agua, ya que estamos jugando con la vida, si no sabemos nadar o desconocemos las técnicas, podemos sufrir un accidente».

Marianella Ávila en el mar antofagastino

Agrega que «por eso decidí estudiar, tomando clases de rescate, de olas gigantes, cómo sobrevivir frente a eso, primeros auxilios, son técnicas que son necesarias y todo eso está en nuestra empresa que es SUP Antofagasta Chile, la primera en el norte ya constituida que ofrece este servicio turístico de SUP desde hace 4 años en donde también realizamos SUP Yoga, siendo instructora desde hace 12 años de esta última disciplina».

Esta emprendedora del deporte antofagastina indicó también que «en el SUP no existe edad, de mujeres embarazadas a abuelitos, incluso he trabajado con niños de Teletón y con personas que no saben nadar. Gente que no sabe nadar también se puede subir a la tabla, nosotros entregamos todos los resguardos para que la experiencia sea única, y por ende trabajamos con una persona o máximo dos para que sea un trabajo cien por ciento personalizado, para entregar las herramientas para que la persona luego pueda realizar esta disciplina en cualquier parte del mundo».

Es enfática en decir que «para los niños y personas que no saben nadar, se debe utilizar chaleco salvavidas y todos deben usar poleras reflectantes para ser visibles en el mar, recomendando en invierno usar traje de neopreno por el frío».

«La experiencia SUP es reencontrarse con uno, redescubrirse, todos tenemos un concepto de nosotros mismos frente al mar, pero todo el que entra al agua, sale diferente, como subir un grado, como graduarse, el sentirte en confianza, ya es un logro, que parte por un desafío físico y mental» dice la antofagastina.

Otras experiencias SUP:

En SUP Antofagasta Chile también se realizan las llamadas «travesías» , personas que ya han alcanzado un nivel más avanzado en esta práctica y que en grupos recorren kilómetros. Sin ir más lejos, el 17 de julio en Antofagasta recorrieron 10 kilómetros de Coloso al Balneario practicando técnicas de remado, de larga distancia y trabajo grupal mar adentro.

Algo que destaca Marianella es el fomento al cuidado al medio ambiente, ya que en cada práctica con alumnos sacan basura del mar. «En los niños es algo importantísimo sacarla del agua, se sienten tan bien, dicen salvé mi planeta, saqué esta basura, tenemos que seguir fomentando».

Beneficios:

El SUP trabaja desde la planta del pie, porque uno se adhiere a la tabla y de ahí cada músculo del cuerpo se activa con ella, al estar trabajando con el equilibrio y la estabilidad. Más que un tema corporal va con lo mental, cuando uno rema, se logra tener calma y se entra en un estado meditativo, porque el mar invita a esa conexión y se puede estar kilómetros remando en una calma absoluta, según manifiesta Marianella.

Iquique:

En Iquique la práctica de SUP no es ajena, ya que también ha ido en un ascenso tremendo, en donde la playa favorita para practicarlo es Cavancha, en donde los fines de semana se puede apreciar la gran cantidad de adultos y niños en estas tablas.

Cavancha, Iquique

En este contexto, Luis Oroz, biólogo marino, se inició en el rubro turístico náutico en esta ciudad, primeramente trabajando como tripulante en navegación a vela, lo que lo motivó a abrir una cuenta de Instagram para aumentar la visualización de la empresa en la que que trabajaba.

«Realicé cursos de salvavidas, patrón de nave menor y capitán costero y llegué a ser el capitán del velero Waira en la temporada del 2020 y a la vez comencé a trabajar al mismo tiempo en «Iqq adventure» en playa Blanca en las mañanas en dónde aprendí a dar clases de Stand Up Paddle, actividad que más demanda tenía y de la cual terminé encantándome por su simpleza y versatilidad. Nos permite lograr una conexión con el mar y la naturaleza sin necesidad de contar con una nave motorizada, haciendo que sea una actividad amigable con el ecosistema marino», dijo Oroz.

Agregó que «actualmente sólo enseño a personas conocidas, familiares, amigos y cercanos en mis tiempos libres, les presto mi implementación que he adquirido con el tiempo».

Francisca, Luis y dos amigos más luego de practicar SUP

«El mar tiene algo misterioso, que si logras conectarte de alguna manera, termina siendo adictivo, ya sea la pesca, algún deporte acuático o el mismo trabajo en el mar tiene múltiples beneficios en la salud; el tener contacto con el agua de mar, desde el fortalecimiento de tu sistema inmunológico hasta en la salud mental por la liberación de endorfinas. Además, por osmosis inversa la piel elimina toxinas al tener contacto con las sales del agua de mar, las microalgas, por otra parte, contienen omega3 que ingresa a la piel por la apertura de los poros».

Aficionados SUP:

Francisca Díaz, fue una de las personas que encontramos en playa Cavancha practicando SUP este domingo, quien nos dijo que «para mi el paddle ha sido una vía de escape para el estrés de esta pandemia. Me animé en marzo de este año, la primera vez fui con Luis y una amiga y desde ese momento me sentí más tranquila y con más energías, se pasa muy bien adentro».


Señala además que «como iquiqueña siempre me ha gustado el mar, pero no había tenido la oportunidad de practicar paddle. Desde ese día me motivé y compré el traje, tabla y diferentes accesorios. Con el paddle te conectas con la naturaleza y sientes paz, es un deporte con el que puedes compartir con tus amigos y familia. En mi caso, como enfermera, trabajo durante toda la semana y los fines de semana que voy al mar, definitivamente me recargo de energías y me siento mejor, es por esto que me gusta y lo seguiré practicando y de a poco ir mejorando».

En tanto, Juan Vargas, manifiesta que lo practica » porque me relaja, me hace desconectarme de los problemas y puedes ver la ciudad desde otra perspectiva. Inicié hace poco, pero siempre me llamó la atención, recomendable».

Contactos:

@sup_antofagasta_chile

@sobre.lamar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s