Opinión: Isabel Allende, inspiración femenina

Una «pluma» que trasciende fronteras, así los medios internacionales llamaron ayer a la escritora chilena, Isabel Allende con motivo de celebrarse su nacimiento este 2 de agosto.

En esta columna no detallaré sus libros, ni las fechas en que fueron publicados ni los premios que obtuvo, simplemente me dedicaré a relatar el por qué ella, es una inspiración, no sólo como escritora, sino que como mujer.

Isabel, el mismo nombre de mi fallecida madre, un nombre que posee una naturaleza emotiva, que según internet, evoca belleza interna, ternura, cariño. Y eso, para mi es indiscutible.

Actualmente leo coincidentemente una de sus últimas obras «Mujeres del Alma mía», un libro que detalla cómo determinadas mujeres influyeron en su vida para ser quien es hoy. Haber vivido una infancia bajo el machismo de la época con una madre que muchas veces fue sumisa, pero que siguió adelante por sus hijos, distintos aspectos de cada una de ellas que marcó su vida, tal como autoras importantes, o la conocida historia de su fallecida hija, Paula.

Y así cómo ella fue inspirada, ella inspira, a escribir, a seguir con dignidad, con valentía, a pesar de las adversidades que se presentan y que parecen nunca parar. Inspira a vivir.

Cómo una mujer chilena, periodista, escritora, pudo lograr el «éxito» a pesar de todo, reconstruyéndose una y otra vez hasta ahora y ese es el mensaje que me queda, que muchas veces se olvida, pero que finalmente vuelve a estar en el pensamiento.

Ella misma relata en su libro el rol de antes de los hombres y mujeres en la sociedad: «el hombre provee, protege y manda; la mujer sirve, cuida y obedece», en donde también dice que el matrimonio era muy conveniente, según decía su abuelo, para los hombres, pero mal negocio para las mujeres. Era un adelantado a la época, dice ella, ya que ahora está comprobado que los dos grupos más contentos son los hombres casados y las mujeres solteras.

Algo que radicalmente vemos, es que somos la generación que está viviendo recién este cambio, la de ella vivió el proceso. Es complejo, porque algunos hombres aún tienen ese rol o algunas somos hijas de quienes cumplieron ese rol y tenemos que satisfacer tantas falencias afectivas que impactan en nuestra vida actual, buscar protección, algo que debemos brindarnos nosotras mismas, o aprobación, porque ya nos mantenemos solas hace rato, pero lo que jamás se reemplazará es el ser amado, y es eso lo que busca la mujer ahora y eso es algo que al parecer, como ella misma dice en el libro, es difícil de entender por muchos.

Aunque no todas somos iguales, somos muchas las que buscamos sentirnos bien con todo esto, con una vida independiente, solas, como ella, divorciadas, que hemos vivido pérdidas importantes de seres queridos; traiciones y otros procesos dolorosos, y otras que también hemos sufrido maltratos, abuso, violaciones más de una vez en la vida, algo que parece impensable (como sucedió con Marilyn Monroe), y que somos distintas al típico rol impuesto aún por la sociedad, que no encajamos en ninguno tradicional, algunas ni como esposas ni como madres, pero que decidimos ese camino desde la niñez, no de la forma imaginada, pero independientes, queriendo ser diferentes, ser respetadas, aceptadas como somos y amadas, no utilizadas ni humilladas o dañadas; y en eso, todas somos iguales, en donde muchas veces sin querer realmente, nos exponemos al dolor hasta aprender que no es lo normal, que nuestra normalidad fue diferente, que así no debe ser.

Isabel, que por su profesión tiene una sensibilidad para escribir, creatividad e inspiración que la vuelven distinta, especial, que a pesar de todo lo vivido, sigue aquí. Al igual que ella, no pierdo la esperanza que las cosas sigan cambiando, pero no tan lento.

Isabel, inspiración para escribir y vivir.

Como ella misma dijo, «todos tenemos demonios en los rincones oscuros del alma, pero si los sacamos a la luz, los demonios se achican, se debilitan, se callan y al fin nos dejan en paz».

Columna de opinión escrita por: Cristina Arancibia, periodista.

*1942 – Nació Isabel Allende Llona, escritora chilena miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura en Chile en 2010 y la venta total de sus libros alcanza 72 millones de ejemplares y sus obras han sido traducidas a 42 idiomas, siendo una de las mejores de la historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s