IQUIQUEÑA ES PRECANDIDATA A PRESIDENCIA DEL PAÍS

Solicita apoyo para contar con suficientes patrocinantes para inscribir candidatura. Plazo vence el 23 de agosto.

Rocío Muñoz Castillo, Ingeniera en Ejecución Agrícola mención en zonas áridas, nacida y criada en Iquique, actualmente en la Región Metropolitana, tiene 45 años y tiene como objetivo la presidencia de nuestro país. Ella se denomina del «Solidarismo», no se identifica con la izquierda ni con la derecha política de Chile, y debido a su profesión, la sustentabilidad es importante en su programa de Gobierno, ya que lo tiene listo y cuenta que después de las elecciones del mes de mayo, donde se eligieron a los constituyentes, tuvo un momento de esperanza, pero luego fue una decepción total para ella.

Cuenta con un currículum diverso, trabajó en compañías de Teatro Infantil en Iquique, además de estudiar. En la Región Metropolitana se desempeñó como directora alterna del programa PAR Explora de Conicyt. Diversificándose también hacia el área financiera, comenzando a hacer clases en un Instituto de Educación Superior sobre costo, presupuesto y recursos humanos.

Nos cuenta que el contacto con la juventud realizando clases, le hizo entender que su generación tiene una tremenda responsabilidad sobre lo que está pasando, y sintió que nunca había hecho nada respecto a eso, porque dice que es de la generación a la que le dijeron «no te metas en política, porque la gente muere, no sé qué, con un miedo muy grande». Y todo eso le hizo ser consciente de un ambiente muy amplio, educación, salud, ciencia y dedicarse al activismo por los derechos filiativos.

Su familia es lesbomarental (según nos señala en ese término), tiene un hijo de 6 años con espectro autista, en donde también ha estado por años apoyando el proyecto de Ley de derechos filiativos que, según ella misma dice «está ahí estacionado en el Congreso», pero eso le permitió entender «que la gente que legisla es gente como uno y si ellos lo pueden hacer, nosotros también», expresa que perdió ese respeto a la autoridad y dijo «voy a postular a esta candidatura, voy a ver qué tan lejos puedo llegar, porque a mi más que nada me interesa la ejecución de la propuesta, más allá de hacerme con un sillón presidencial».

Se identifica como rebelde, porque «vivo en un mundo donde es rebeldía ser mujer, ser lesbiana, donde es rebeldía hacer cosas como esta. Es como «la loca de patio» que nadie la conoce y se candidatea, pero al menos hay 300 personas que han firmado y que creen en lo que yo estoy haciendo».

La entrevista se realizó virtualmente por la periodista, Cristina Arancibia

¿Por qué decidiste inscribirte como precandidata presidencial?

Me desesperé, porque salieron los resultados de las elecciones de constituyentes y me generó bastante esperanza, que algo iba a ocurrir y que iban a aparecer candidaturas interesantes y de pronto me di cuenta que no estaba pasando nada. Y el asunto se lo empezaron a tomar con lentitud.

Y pensé, no quiero enfrentar en segunda vuelta una papeleta que diga, Jadue – Lavín o Sichel o Boric y me asusté mucho, entonces empecé a revisar mucha información y vi que se podía patrocinar a los candidatos independientes y me di cuenta que la lista que había era cómo qué raro esto, ¿no? Y empecé a averiguar cómo inscribirme.

Cuando me di cuenta que me podía inscribir, lo hice, le escribí al SERVEL, y luego me pregunté cuál es el Chile que yo quiero. Empecé a subir videos a Instagram sobre esto y luego de años haciendo clases encontré en estas ideas el respaldo de los alumnos y le pregunté a mis cercanos ¿estoy loca por hacer esto? Y me dijeron ¡no, dale, tú puedes!

Y se me ocurrió proponer algo distinto y sigo revisando todas las candidaturas y sigo encontrando que están todos en la misma dinámica, entonces entendí que había una necesidad de presentarle a la ciudadanía un proyecto diferente y eso fue lo que quise hacer.

¿Te identificas con la izquierda, con la derecha, o eres de grises, no de blanco o negro?

En la primera entrevista que di, dije que era neutra, pero en realidad no soy neutra. Yo no siento que esté dentro del espectro político de la izquierda o la derecha, porque me aboqué al «solidarismo» y eso está por fuera de esa línea. Si yo forzadamente tuviera que ubicarme en esa línea, yo creo que estoy bien lejos de la izquierda, pero no hacia la derecha. Yo diría que en rebeldía, pero tiene que ver con que hoy para mi la izquierda política chilena yo siento que es más de centro, siento que la izquierda de Chile murió con Gladys Marín, tampoco siento afecto por el partido comunista, pero si por las personas que han sido icónicas en los últimos 50 años.

E insisto que mi línea política es el «solidarismo», que es una forma de visualizar el mundo y el universo sociopolítico de otra manera, que no tiene que ver con los partidos, pero si tengo obviamente amor por la justicia social. Siento que es ofensivo ser de izquierda actualmente, porque no están dando la altura que deberían.

Una transición en el país y su plan de Gobierno:

Rocío, manifestó que » el Gobierno que va a ser elegido este año, debiera ser un Gobierno de transición a una nueva democracia, por lo tanto no debiera ser elegido ningún presidente de ningún tipo de partido o que haya estado en un partido como el candidato de la lista del pueblo, tiene que ser alguien que esté lejos de ese mundo y de ese universo para que entre, limpie, ordene y deje todo listo para recibir una nueva Constitución».

Cuenta también que se alejó de su activismo en el área de los derechos filiativos para esta candidatura, dice que «ha sido súper difícil, porque me encontré con que la comunidad LGBT+ , la mayoría de ellos, está apoyando a gente de partidos. Entonces, una propuesta independiente, pareciera ser que no es opción».

«Esta no es una candidatura personal, yo quiero generar un futuro mejor, es mi desesperación y mi iniciativa al mismo tiempo. Y este es el momento preciso para hacerlo. Por eso yo no estoy postulando a diputada ni senadora, porque quiero que el impacto sea directo».

«No tiene que ver con una visión narcisista de hacerme un sillón presidencial, yo lo que quiero proponer, a diferencia de todos los demás candidatos que existen, es gestión, una presidencia colaborativa, es decir, tener un equipo de gente que gobierne, que no esté en este tipo de configuración, que no esté ni de asesoría ni de ministerio, que esté correctamente elegida, que no tenga que ver con partidos, lo que propongo son ministerios regionales, estando coordinados entre la Gobernación y Delegación».

«Lo que yo estoy proponiendo es algo absolutamente nuevo, porque aquí no va a gobernar ningún partido, no voy a ir a hacer acuerdos con ninguna gente, porque no lo necesito hacer, porque el 95% de nuestra población no está con partidos. Entonces necesitamos tomar las riendas con las personas más capaces y tomar las decisiones que necesitamos para el bienestar común donde estemos todos y todas representados».

Sustentabilidad: «En mi propuesta, existe un Ministerio de la Naturaleza, que no tiene una visión extra activista, sino que de recuperación de lo que se ha dañado y lastimado».

Regionalismo:

«¿Con quiénes vamos a gobernar? A Jadue nadie le preguntó, parece que se asume que el partido lo tiene todo y los de regiones sabemos que los partidos no tienen gente en regiones y cuando ponen a alguien, tú dices «pero cómo pusieron a este tipo o a esta tipa ahí».»

«Si uno revisa los debates presidenciales desde hace 20 años atrás hasta ahora, todos se llenan la boca con el regionalismo, y todos los de regiones sabemos que eso finalmente se traduce en nada. Y eso no puede ser. Yo no quiero votar por Boric, porque conoce su realidad de Coyhaique, pero yo no sé si tiene conocimiento sobre la frontera hasta acá, la cordillera de la costa, hay gente que no conoce el Chile en el que vive».

Incluso el tema de la migración, relata, es algo que vio hace poco cuando vino a ver a su madre a Iquique, y tiene propuestas para ello. Sobre cambios más grandes, propone tener un comité de economistas, para ver cómo se pueden concretar distintas cosas, «pero sin destrozar nuestra economía y eso significa trabajar desde la voluntad», indica.

Cómo apoyarla:

El Servel a cada precandidato presidencial independiente le pidió 33.369 ciudadanos patrocinantes, incluyendo el programa de Gobierno. Señala que «no he logrado alcanzar la difusión que necesito y mi meta en esta campaña es lograr ojalá llegar a la mayor cantidad de gente posible, ojalá llegar a televisión abierta para poder expresar el programa y ver si hay gente que se suma a nosotros. Ya que es más lento por la vía escrita y más rápido vía televisada».

«Participé en un debate de elecciones presidenciales de sólo precandidatos presidenciales independientes y fue maravilloso, porque estábamos todos súper alineados, es decir, en la misma parada, concentrados en los mismos valores finalmente».

Rocío Muñoz, finaliza diciendo que «me gustaría que la gente leyera mi programa, es algo distinto, no es difícil de implementar. Yo propongo una nueva forma de gobernar, que no es anticonstitucional, y me parece que es importante levantarlo, porque significa que en nuestro Gobierno, debiéramos estar todos participando, incluso la gente que no nos cae bien, todos».

Link para leer programa de Gobierno

Link para saber cómo apoyar como patrocinante la candidatura de Rocío

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s