“Hay un promedio mensual de 2 mil a 3 mil avistamientos de personas que intentan entrar a Chile. De eso, tenemos un 10% de ingresos”

Entrevista al delegado presidencial provincial del Tamarugal, Natan Olivos Núñez.

Diversas son las situaciones que se han suscitado en la frontera de Chile – Bolivia en la Provincia del Tamarugal, por la comuna de Colchane, pero que afecta a la totalidad de la Región de Tarapacá. Ante esto, el delegado presidencial del Tamarugal, Natan Olivos Núñez, habló con este medio de comunicación para explicar su versión del tema, en donde permanentemente está recibiendo críticas respecto a la gestión sobre esto. Situación, que según nos plantea, es responsabilidad de diversos actores políticos y sociales y que en conjunto se podrían mejorar y avanzar y que corresponde a fenómenos migratorios mundiales que por más que se quieran contener, es imposible en alguna medida.

Natan Olivos Núñez, delegado presidencial provincial del Tamarugal

Nos manifiesta que han hecho bastantes modificaciones, pero siempre es complejo porque la frontera sigue siendo una zona muy permeable, y que esto está asociado a una red de tráfico de migrantes.

Delegado, hemos visto un aumento de ingreso de migrantes por pasos no habilitados en las últimas semanas por Colchane, siendo alrededor de 45 a 60 personas diariamente ¿A qué se debe esto?

Hemos tenido un aumento considerable los últimos días, hemos tenido peaks importantes, como fue a finales del año 2020 e inicios del 2021, donde después se aplicaron algunas estrategias que permitieron controlar de alguna manera la situación.

Y ahora vemos nuevamente un peak que se empieza a producir, según plantean las mismas personas que hacen ingreso que estaban en Perú viviendo y que los mensajes que habría enviado el Pdte. Castillo, habrían provocado temor en las personas, movilizándose a otros lugares. El Pdte. Castillo manifestó en algún momento dar un ultimátum, que iba a dar 72 horas para que los migrantes salieran, entonces, entró con un discurso bastante duro en ese sentido, que obviamente provoca temor, miedo, en algunas personas que ya se empezaron a desplazar rápidamente hacia otros lugares, siendo nuestro país obviamente uno de los destinos que siempre está en la mirada de aquellas personas que están realizando migración o que están en otros países.

Hay que recordar que la migración ha sido un proceso constante y permanente de hace varios años, no sólo en nuestro país, sino que a nivel mundial. Y en Sudamérica tenemos alrededor de 5 millones de venezolanos que están en distintos lugares, y el problema que tiene esto, es que donde están ellos, en los distintos países, están en una situación bastante precaria, en donde cualquier situación que gatille temor, ellos se movilicen rápidamente, porque no tienen patrimonio en los lugares donde están, no tienen vínculos, no tienen ningún arraigo con el lugar.

Por lo tanto, si se produce alguna situación o no encuentran trabajo o están muy inestables, y se abre alguna opción, ellos se mueven hacia otros lugares, entonces es una migración muy móvil la que ocurre.

¿Existe una reevaluación permanente de estrategia en la frontera por parte del Gobierno y las FF.AA.?

Siempre se ha estado evaluando lo que ocurre ahí. Tenemos una mesa denominada Plan Colchane, donde están las máximas autoridades regionales, la jefatura de defensa nacional, el general de ejército, el general de la 2ª brigada acorazada, el prefecto inspector de PDI, el gral. de Carabineros, donde se evalúa permanentemente lo que se está haciendo en materia operativa en la región, no sólo en Colchane, porque esto involucra muchos otros aspectos.

Vamos a implementar un sistema de cuatro nuevos puntos estratégicos dentro de la frontera, hemos incrementado la fiscalización de tránsito por parte de Carabineros, de forma dinámica en distintos puntos para detectar a personas que están transportando a personas que ingresan irregularmente en la provincia y que están indocumentados.

Lo que hemos hablado también con las policías es orientar el trabajo investigativo hacia las redes de tráfico de personas, quienes los transportan y quienes los pasan por la frontera, por pasos no habilitados.

Hemos hecho bastantes modificaciones, pero siempre es complejo porque la frontera sigue siendo una zona muy permeable, son muchos kilómetros los que nos unen con nuestros países vecinos y obviamente como esto está asociado a una red de tráfico de migrantes, si nosotros vamos ajustando nuestros dispositivos, ellos también se van ajustando a eso, ellos ven como nosotros operamos y a los pocos días ellos van cambiando los lugares de ingreso, es una situación muy compleja, de poder decir, “esta es la solución”, se va evaluando constantemente.

 No es que las personas acá crucen por un puente y que uno vaya a bloquear ese puente y se acabó el problema migratorio, no, acá son cientos de kilómetros, entonces son muchas las variables, son muchas las situaciones y lo que siempre digo, como hay organizaciones que están lucrando, hay dinero de por medio, están siendo beneficiados económicamente, es más complejo todavía, es un negocio para ellos, se organizan de mejor manera y van a cuidar ese negocio.

¿Cuáles son las cifras de la gente que ha tratado de entrar y no ha podido ingresar? Porque ahora hemos tenido ingresos de cuarentas y tantas personas diariamente las últimas semanas, como decíamos recién, pero si no se tuviera este control en la frontera, a cuántas personas tendríamos al día acá, ¿600 cómo alguna vez ocurrió en febrero en Colchane?

No, podría ser mucho más. De hecho, este año, desde febrero a la fecha, los avistamientos, porque se hace también un control aéreo para ir detectando cuando se ven flujos de personas que quieren ingresar para poder ir a esos espacios, bloquearlos, porque es un trabajo permanente, día y noche. El aumento de avistamientos ha sido mucho mayor a los peaks que tuvimos, las cifras que nos dan son entre 2 mil y 3 mil avistamientos mensuales, de los cuales los últimos meses hemos tenido 270 personas ingresando, 300. Por lo tanto, es un 10% más menos de los avistamientos que se tienen de personas en frontera intentando ingresar a nuestro país.

Si no tuviéramos el control que tenemos, la realidad sería absolutamente distinta y ni siquiera estaríamos comparados a lo que tuvimos en enero y febrero, sino que sería aún mucho mayor.

Actualmente se ha puesto en la palestra de manera pública el tema del albergue que se había planteado para los migrantes, porque se sabe que esta es una situación que no se va a detener de un día para otro y ahora otra vez aumentó por fenómenos políticos y sociales a nivel mundial, ¿qué ha pasado con eso?

El proyecto de un albergue, efectivamente fue uno de los temas que se evaluó en el mes de febrero, ahí surgió el proyecto, es un proyecto que estaba valorizado, evaluado, pero obviamente se produjo un fenómeno bastante particular, producto de las acciones que se tomaron en frontera y de toda la activación de lo que se denomina Plan Colchane, los ingresos cayeron de manera drástica. Entonces, en poco tiempo, tuvimos muy pocos ingresos, empezaron a bajar todos los indicadores, se cerraron casi todas las residencias sanitarias que teníamos en Iquique, nos quedamos sólo con una, se eliminaron los albergues que teníamos en Huara y en Pozo Almonte, no teníamos gente en Colchane. Todo se redujo de forma tan drástica, que una inversión tan enorme, como la que implicaba, habilitar un albergue de esas características, obviamente no era viable en ese momento. Obviamente estamos atentos a lo que vaya pasando, que vemos que está aumentando el flujo, que tenemos mayores situaciones, que tenemos situaciones que ocurren en la capital regional, en Iquique, donde también vemos que hay personas que se están quedando en algunos espacios públicos, obviamente vuelve a reflotarse la posibilidad, y hay que ir evaluando cuál es la mejor alternativa que pueda dar una solución un poco más de fondo a la situación migratoria que tenemos hoy en la región.

¿Quién es el responsable de definir el albergue, es a nivel provincial, regional, nacional?

Esa es una decisión que involucra varias instituciones, varios estamentos, que se toma en conjunto con las autoridades para evaluar, porque hay varias miradas, técnica, táctica, por ejemplo, por parte de Ejército, que es el apoyo que brinda en el tema migratorio, está también la mirada de quienes realizan los procesos administrativos, es decir, Carabineros, PDI, y por supuesto las decisiones más políticas que tienen que ver con los delegados presidenciales, con los ministerios.

Una de las graves problemáticas para resolver definitivamente siempre es el tema recursos, porque también hay que recordar que los ministerios tienen una estructura de presupuesto que está por ítem, y eso está definido por Ley.

Para financiar algo de esas características, no existen líneas de financiamiento para eso, entonces ahí se produce un tema, donde hay que buscar algún recurso con algún privado o alguna organización internacional o en algún organismo que permita financiar algo de esas características.

¿En su opinión, es necesario ese albergue?

Yo lo he planteado siempre, fue una de mis propuestas, luego de haber hecho el diagnóstico en febrero. Creo que es necesario tener un lugar que esté controlado, que cumpla con ciertas condiciones y que sea manejado por organismos estatales, no es entregar un terreno a las personas para que ellos lo administren o lo habiliten y se instalen ahí, tiene que ser un espacio, así como las residencias sanitarias, un espacio controlado, donde hayan ciertas condiciones, ciertos plazos, tampoco es generar un albergue permanente, sino que es algo transitorio, donde las personas puedan tener servicios básicos, donde puedan moverse a buscar algún recurso, trabajo, y una vez que ellos puedan estabilizarse un poco, arrendar algo, se puedan trasladar a otras regiones, obviamente se va desocupando y se le da dando la alternativa a otras personas.

En ese contexto, por la Ley de Migración vigente, esas personas estarían en ese albergue, pero ¿cuáles son las personas que se pueden devolver a su país o deportar o ellos ya al ingresar y cumplir la cuarentena pueden desplazarse por el país? Porque muchas personas se confunden también, porque se promulgó la nueva Ley del tema, pero aún no entra en vigencia, entonces está la anterior todavía. ¿Cómo funcionaría eso? ¿Los migrantes pueden estar entonces todavía aquí hasta que regularicen sus documentos o los van a devolver? ¿Los que tienen antecedentes penales? Porque también están los recursos de protección a favor de ellos de ONG`s como el Servicio Jesuita a Migrantes.

Toda persona que ingresa de manera irregular y que es detenida o detectada en esa condición o que el voluntariamente se autodenuncia, ingresa en un proceso administrativo legal que pueda terminar en la expulsión, dependiendo de la situación cómo se evalúe por parte de Tribunales, que puedan determinar una posible expulsión.

Quienes pueden tener mayores condicionantes en este sentido, obviamente las personas que tengan antecedentes penales en otros países, que hayan delinquido en Chile anteriormente.

Siempre se va sopesando, pero es muy importante recalcar, que hoy día no existe proceso regulatorio para las personas que ingresan de manera irregular. Porque en algún momento se hizo, recordemos que durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet hasta el 2018, cuando llegó el Presidente Piñera, eliminó ese proceso.

Una persona que llegaba irregular a Chile, si encontraba un trabajo podía comenzar un proceso de regularización de su Visa de estadía y se le daba una Visa temporal y podía después solicitar incluso su Visa ya permanente. Hoy eso no existe, entonces una persona que ingresa de manera irregular, se queda con el proceso administrativo y esa persona sigue irregular, no tiene posibilidades de regularizar, no tiene posibilidades de ingresar al mundo laboral, a menos que sea irregular también y obviamente eso también es importante de transmitirlo.

Pero finalmente, esas personas que, aunque hayan iniciado un proceso, o quieran ver cómo regularizar, también podrían eventualmente en un proceso de expulsión, si así lo determina el juez.

Existen críticas de diversos sectores sobre el tema, qué les puede decir a ellos al respecto, sobre la no entrega de soluciones efectivas.

Creo que lo importante acá es que hay una situación que es evidente que nadie la puede esconder, es importante señalarlo. Y obviamente acá se necesitan todas las voluntades, más allá de las críticas, se necesitan acciones y acciones concretas, de apoyar y ver cada una de las autoridades regionales, comunales, locales, en fin, cómo puedo yo colaborar, porque muchas veces se han hecho algunos requerimientos y no han tenido una respuesta positiva, entonces es muy importante, hay que sumar fuerzas, aquí nadie sobra, todos suman, y podemos hacer algo para llevar adelante un proceso que es complejo.

Por ejemplo, desde el parlamento se puede aportar con mejorar las leyes que hoy están vigentes. Recordemos sólo dos situaciones, una, la nueva ley migratoria, se contemplaba un artículo que era tener una herramienta muy potente que era, poder generar en casos específicos expulsiones en 72 horas, lo cual era una gran herramienta para casos complejos.

Recordemos que parlamentarios sometieron esto al tribunal constitucional, y que finalmente terminó rechazando artículos como este, que eran herramientas importantes. Porque hay que recordar que nosotros cumplimos una labor ejecutiva, nosotros no creamos las leyes, nosotros ejecutamos y nos regimos de acuerdo a lo que está en la Ley, en la normativa.

Otro caso, por ejemplo, las personas que están transportando personas con ingresos irregulares; hoy están personas si son detenidas o fiscalizadas a lo que pueden llegar a ser sancionados es con una multa, lo que es una falta en realidad solamente, por no tener permiso para transportes de pasajeros o permiso interurbano del mismo rubro o alguna documentación. Lo que en otros lugares se hace es inmediatamente detenerla por el delito de tráfico de personas, ese tipo de situaciones siempre se puede mejorar. Esos son casos concretos.

Del punto de vista de los municipios, ellos pueden aportar en temas de infraestructura, en Colchane, por ejemplo, hemos solicitado una infraestructura temporal, la cual nunca fue entregada, también lo mismo puede pasar en comunas como Iquique. Hemos tenido comunas donde hemos tenido buena recepción, como es la comuna de Pozo Almonte, el caso de Huara, que ellos siempre tuvieron buena disposición.

Es una invitación a que todos podemos sumar esfuerzos, ya sea desde el punto de vista legal, de alguna infraestructura, del punto de vista de ciertos recursos, de alguna coordinación, de una red, del punto de vista humanitario, entonces cuando uno va sumando todas esas fuerzas, finalmente uno puede dar una solución al problema, porque el problema no va a parar, no se va a detener y va a seguir siendo en las mismas condiciones.

Porque las personas que están fuera de un país, que es el caso de Venezuela, que es el caso más crítico y mas complejo en Sudamérica, son personas que están en situaciones muy precarias en cualquier país. Entonces, las personas que van a llegar, llegan en malas condiciones, con problemas, sin documentos.

Usted tiene un doctorado e hizo su tesis sobre migración qué nos puede contar sobre el fenómeno migratorio, que es algo que se quiera detener como país, pero que es algo histórico a nivel mundial que se da por temas sociales, políticos, demográficos, etc.

Tuve la posibilidad de poder estudiar estos fenómenos por mi tesis doctoral que la enfoqué en el tema de diversidad cultural, de migración. Esto es muy importante, uno no puede justificarse en lo que ha ocurrido en otros lugares o lo que esta ocurriendo, porque son situaciones particulares, pero , si, uno puede entender que no es un problema sólo nuestro, que este es un problema global, sólo ver con lo que pasa en Estados Unidos, una potencia mundial, que tiene una cantidad tremenda de personal de Ejército, tiene personal fronterizo especializado, que cuentan con todos los recursos y aún así tienen un ingreso migratorio de México  a Estados Unidos, impresionante.

Lo que pasó con Siria en Europa, como Alemania, Italia, Francia, España que se vieron afectados con esta migración y que no pudieron detenerla, y finalmente tuvieron que tomar decisiones en conjunto y que tienen una solución que está en Marruecos, que tienen un campamento con millones de Sirios que está siendo atendido por organizaciones como la ONU y financiados por la Unión Europea.

Lo que pasa en Afganistán, gente que quiere salir de ahí, que está arrancando como sea, y que va a tratar de traspasar la frontera hacia cualquiera de los países vecinos y que va a traer también fenómenos migratorios importantes en estos países, entonces hay que entender cómo funcionan los procesos migratorios, son procesos que son forzados, por situaciones políticas, sociales, económicas.

Cuando uno hace toda esta contextualización, obviamente que para el vecino que se le llega a instalar una carpa al lado de su casa, eso le da exactamente lo mismo. Entonces nuevamente ahí viene también, la mirada interna, para que no se produzcan los fenómenos de xenofobia que se pueden producir durante estos procesos migratorios, y, al contrario, entender que hay personas de por medio, que son niños, adultos mayores, gente que no viene con otra intención que escapar de una situación política -social y de mejorar su calidad de vida.

Pero si, la gente que viene con antecedentes penales, la gente que viene a delinquir aquí a Chile, tiene que ser sancionada con todo el rigor de la Ley y tienen que ser expulsados de manera inmediata.

A pesar de todas las críticas que ha recibido el Gobierno, aun así, a nivel latinoamericano somos el país elegido para migrar.

Chile, por las características económicas fundamentalmente y de desarrollo que ha tenido en la región, siempre es un foco de atención. Por qué no hemos tenido más migración todavía, porque hay que recordar que hay cinco millones de venezolanos que están en Sudamérica, porque estamos lejos de Venezuela, si estuviéramos al lado, hoy tendríamos tal vez 3 a 4 millones de personas en nuestro país.


Nosotros comparados con otros países de Sudamérica, aún tenemos una migración baja, frente al fenómeno venezolano, Colombia tiene más de 2 millones de personas, Ecuador está como en 1 millón, Perú, como en 1millòn también, y el resto está repartido en otros lugares, nosotros tenemos alrededor de 450 mil y no todos del último tiempo, personas que han llegado anteriormente.

Chile es el niño bonito de Sudamérica.

Todos tenemos algo que aportar, no sólo que decir, sino que hacer, en ese sentido. Y nosotros como Gobierno, tenemos que hacer la autocrítica permanente, pero también poder articular para poder ir dando respuesta. No es fácil, porque es una situación que involucra recursos, muchos, más ahora que estamos en una pandemia. Pero ese es el trabajo que hay que hacer, unir voluntades y ver cómo vamos avanzando y mejorando entre todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s